Videos

Documentales sobre el amianto
Noticias
Memoria histórica del amianto Dedicado a las decenas de miles de víctimas inocentes del amianto, por la deuda que tenemos con ellas y para que no caigan en las “cunetas” del olvido. “Hace poco, (el papa) Francisco se ha dado un...
Se prohíbe el uso y la producción de amianto en Brasil La Corte Suprema prohibió hoy la producción, la comercialización o el uso de cualquier tipo de amianto en Brasil, incluyendo el llamado crisotila, y calificó anticipadamente como inconstitucional cual...
El TSJ de Murcia confirma el 30% del recargo que deberán abonar Izar y Navantia Las familias de trabajadores de la industria que murieron tras enfermar por el uso de amianto, en este caso en el sector de la construcción naval, han vuelto a anotarse un triunfo en el ámbito de los ...

¿Qué es el amianto?

El amianto es una fibra de origen mineral que ha sido usada en un amplia variedad de productos, incluyendo a los aislamientos de las viviendas y oficinas, dada su resistencia térmica y propiedades ignífugas que dicho material tiene. Se ha podido comprobar que a pesar de que el amianto tiene muchas cualidades útiles en la construcción de edificios, miles de personas han fallecido como consecuencia de la inhalación de amianto. Se calcula que hasta 2030 morirán en España 50.000 personas por cáncer relacionado con el amianto ya que en España mueren cada año 1.200 personas. La exposición al amianto se ha reflejado como la causa probable de un gran número de enfermedades mortales como son la asbestosis y el mesotelioma que es un tipo de cáncer que se desarrolla en el pecho y en las cavidades abdominales. Algunas personas tienen más posibilidades de sufrir enfermedades derivadas de la exposición al amianto; así por ejemplo los bomberos, los mineros, los fontaneros, los trabajadores de fábricas, los constructores de barcos y los trabajadores de la construcción son más susceptibles a estas enfermedades dada la exposición que tuvieron a dicho material y la naturaleza de su trabajo

Uso del amianto en España

Han sido las características de este material las que han determinado y condicionado su uso masivo, pues no en vano el amianto es: un aislante térmico, eléctrico y acústico; resistente al fuego, a las agresiones mecánicas (rozamientos, tensiones…) y a bases y ácidos; es suave, flexible y puede fragmentarse longitudinalmente en fibras o filamentos invisibles; y es inodoro, insípido e insoluble en agua y en fluidos orgánicos.

El uso masivo del amianto comenzó con la Revolución Industrial iniciada a mediados del siglo XVIII, cuando la sociedad se mecanizó hasta niveles nunca antes imaginados. El espectacular crecimiento de las combustiones en miles y miles de calderas generó incendios masivos como nunca antes había ocurrido. Así fue como la Revolución Industrial transformó el amianto de una curiosidad en una materia prima esencial.

Tras la Revolución Industrial el uso del amianto continuó creciendo, hasta el punto de que sus características y su bajo coste de extracción hicieron que durante los tres primeros cuartos del siglo XX fuera utilizado para fabricar más de 3.000 productos diferentes.

(fibrocemento, calderas, hornos, prendas ignifugas, maquinarias, piezas de vehículos, aviones, trenes y barcos, tuberías, cubiertas, placas de techos, juntas, suelos, tejados, cables eléctricos, plásticos, resinas, asfalto, elementos de la construcción, calderas, sistemas de calefacción y aire acondicionado, sistemas de aislamiento acústico…) y por casi un centenar de industrias distintas.

Retirada de amianto

El amianto debe ser manejado y retirado sólo por especialistas. Desafortunadamente estas personas que están especializados en este tipo de trabajos presentan un alto riesgo de contraer alguna de las enfermedades relacionadas con el amianto ya que en el complicado proceso de retirada del amianto están expuestos a los perjudiciales aislamientos en los que este se encuentra. Los productos que contienen amianto que puede ser liberado al cortarlos, pulirlos o remodelarlos pueden aumentar los niveles de fibras de amianto que hay en el aire y que ponen en peligro a multitud de personas que pueden inhalarlo e incluso ingerirlas a través de un alimento. Los síntomas que provoca la inhalación de partículas de amianto, al igual que ocurre con otros problemas de salud, son muy difíciles de detectar. Además la asbestosis y el mesotelioma tienen un largo periodo de incubación hasta el punto de que sus síntomas no se manifiestan hasta pasados 20 o 40 años con lo que la detección inmediata y precoz de la enfermedad resulta casi imposible. Los desamiantadores, los trabajadores de factorías y de la construcción y cualquier otra persona que esté expuesta al amianto debería conocer la amenaza que para su salud y la de sus familiares puede tener este material.

Cuestiones y preguntas

Si usted o su familia a sufrido cualquier enfermedad relacionada con el amianto, como es el mesotelioma, y quiere que un profesional le informe de sus derechos, por favor rellene el cuestionario que le facilitamos y personal experto de nuestro despacho se pondrá en contacto con usted. Estas consultas son gratuitas, no implican obligación alguna para usted y nunca suponen entablar una relación abogado-cliente salvo que así usted lo desee.